El sector bancario ha pasado por su vía crucis particular. Fue uno de los responsables de la crisis, y el proceso de fusiones y ajustes ha acabado con el sistema de las cajas de ahorros para dejar paso a los bancos. Por el camino se quedaron miles de empleos y de dinero público en rescates, aunque poco a poco vuelve a crecer. Pero ¿cuáles son los perfiles profesionales que necesita la banca? Hudson lo ha analizado, y estos son los resultados.

Banca comercial

Si en el segmento empresarial algunas empresas han aprovechado los restos de las fusiones de la competencia, en la banca personal y privada se han incorporado trabajadores para hacer frente a la desconfianza provocada por el hundimiento del sector. Gestores y directores de banca de particulares o empresas y ejecutivos de banca privada son los más buscados. Así, las formaciones en dirección financiera, por ejemplo, cobran cada día más relevancia. Deben tener experiencia en la comercialización y distribución de productos financieros, conocimiento de su zona de actuación y una cartera que puedan arrastrar.
La experiencia y cartera de clientes es clave para determinar un sueldo que oscila entre los 35.000 y los 40.000 euros (banca personal) y de 40.000 a 50.000 (directores), sin contar las variables. De hecho, todos los profesionales del sector tienen un sueldo similar, porque el de los perfiles de banca privada también se mueve en la horquilla que va de los 40.000 a los 50.000 euros al año, mientras que los gestores de empresas se pueden llegar a embolsar 65.000 según si trabajan con PYMES, grandes empresas o la banca corporativa.

Servicios centrales

Sin lugar a dudas es el área que más ha cambiado tras la crisis, y una donde más difícil es encontrar trabajadores que cumplan con los requisitos exigidos. Los duros controles que se aplican tras la crisis del sector hace que los bancos hayan puesto su punto de mira en auditores o consultores con experiencia en planificación y capital, solvencia o auditoría interna. Además de aportar sus conocimientos sobre control, también ayudan en el ámbito legal.
Muchos de estos trabajadores llegan a la banca desde las consultoras y empresas de auditoría más importantes, así que ya cuentan con experiencia en el asesoramiento a las entidades, un punto a favor. Si nos fijamos en el sueldo, vemos que una vez más la experiencia es clave; pero la alta especialización de estos perfiles deja un salario que va de los 60.000 a los 90.000 euros al año, contando con los variables por objetivos.

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe contenidos exclusivos sobre educación. Tendencias, curiosidades, trabajos, becas. 

¡Ya somos más de 200.000!

¡Se ha suscripto con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This