Uno de los tópicos que más solemos repetir a lo largo de nuestra vida es que nada dura para siempre. Frase típica susceptible de ser aplicada a multitud de contextos y experiencias vitales. Parece que esta frase cobra aún más sentido cuando la trasladamos al ámbito profesional, y más tras haber experimentado los devastadores efectos de una crisis económica. A día de hoy, la expresión de “conseguir un empleo estable y de calidad” nos parece más una utopía que una realidad. Conocedores de esta conciencia social y de la delicada situación económica que atraviesan gran cantidad de países de todo el panorama internacional, los expertos del Foro Económico Mundial han elaborado un informe con los estudios y carreras universitarias que deben cursarse para conseguir un empleo estable.

La especialización

Según estos expertos, existen ciertas formaciones que a día de hoy siguen teniendo muy buena acogida en el mercado. La especialización y el dominio de cualquiera de estos campos aseguran el éxito en el mundo laboral. Las nuevas demandas sociales y el mercado global y digitalizado en el que nos movemos hoy han generado una gran cantidad de puestos de trabajo que es preciso cubrir. Si bien es cierto que cada país cuenta con sus particularidades, existen ciertas líneas generales susceptibles de ser aplicadas a nivel global.

La elección de la carrera

El caso de España es más que conocido por todos: altas tasas de paro, dificultad de acceso al mercado laboral tanto para los jóvenes como para los mayores de 45, salarios bajos, contratos laborales precarios, estudios superiores que no siempre se ajustan a las exigencias del mercado y que no garantizan, en todo caso, el acceso a un puesto de trabajo. Así las cosas, y con vistas a evitar daños mayores, desde el Foro Económico Mundial se han lanzado ciertas recomendaciones y pautas generales; que tienen que ver sobre todo con la elección de la carrera que decidimos estudiar.

Según el informe, la carrera elegida se constituye ya como el primer elemento definitorio de nuestro futuro laboral y con el que podremos delimitar los horizontes profesionales. La elección de una u otra formación está estrechamente relacionada con las mayores o menores posibilidades de inserción laboral. Atendiendo a esta premisa, puede afirmarse que la elección de la carrera universitaria es una de las decisiones más cruciales a la que se enfrenta un estudiante a lo largo de su vida.

El estudio llevado a cabo por el Foro Económico Mundial ha determinado que estas cinco materias son las que presentan mayores perspectivas de futuro: