No estamos diciendo nada nuevo al afirmar que el mundo cada vez cambia de forma más rápida. El avance de las nuevas tecnologías hace que las cosas se queden obsoletas a una velocidad de vértigo. El mundo laboral no es ajeno a estos cambios y cada vez nacen nuevas profesiones que van ganándole terreno a los empleos tradicionales.

Existen estudios que afirman que la mayoría de los menores que todavía no han empezado el instituto se ganarán la vida ejerciendo profesiones que todavía no existen, algunas no podemos ni imaginarlas. En este sentido, no resulta sencillo adivinar cuáles serán esas nuevas carreras que irán surgiendo con el avanzar de los tiempos. Sin embargo, sí existen algunas tendencias y estudios que nos dan pistas sobre las carreras que tendrán más futuro en la próxima década.

Carreras con futuro

Elegir una carrera universitaria no es una tarea fácil. El mercado laboral está más vivo que nunca y no es sencillo prever qué profesiones serán las más cotizadas al terminar los estudios. Prueba de lo que decimos es el caso de los arquitectos. Al inicio de siglo se trataba de una carrera con muy buenas salidas laborales. Sin embargo, el estallido de la burbuja inmobiliaria y el inicio de la crisis económica ha hecho de esta profesión una de las más castigadas en la última década. Lo mismo ocurre con las ingenierías o los investigadores científicos que han visto mermar los presupuestos que las administraciones públicas les dedicaban. Como resultado de estos recortes, han sido muchos los profesionales que se han quedado en el paro.

Para evitar que esto ocurra con las nuevas generaciones, hemos seleccionado algunas de las carreras que más salidas profesionales tendrán en los próximos diez años.

Analistas y programadores de Internet

Todo lo que rodea a Internet sigue creciendo y avanzando a una velocidad vertiginosa. Todo se puede monitorizar, y en este sentido es dónde crecerá la industria de la red. Cuestiones como el Internet de las cosas y el Big Data necesitarán de nuevos profesionales en los próximos años.

La formación necesaria para crecer en estas profesiones será, sobre todo, la universitaria relacionada con la Ingeniería Informática, aunque el resto de ingenierías también verán aumentadas sus salidas laborales.

Arquitectos de nuevas realidades

La realidad virtual está en auge. Además, sus aplicaciones no solo tienen cabida en el mundo del ocio y los videojuegos. También se utiliza en ámbitos tan dispares como la educación o el ejército.

El objetivo de la realidad virtual es, precisamente, crear mundos virtuales donde son necesarias muchas de las profesiones del mundo real. En una ciudad virtual son necesarios los edificios que tendrá que diseñar un arquitecto, habrá profesionales que nos guíen por ese recorrido virtual y sus personalidades serán creadas por psicólogos. Desde luego, serán necesarios los diseñadores gráficos que den forma a las ideas y los programadores que las conviertan en realidad.

Sin duda, la vida virtual representa una gran oportunidad para actualizar algunas carreras que estaban empezando a verse sobredimensionadas de profesionales en paro. Muchas de esas personas verán cómo se abre una puerta en la que poder ejercer su profesión desde una perspectiva muy diferente a la tradicional.

Diseñadores de órganos

La triste realidad es que las listas de espera para un trasplante de órganos son tan largas que muchos pacientes fallecen antes de que se encuentre un donante para ellos. Durante mucho tiempo se ha buscado una solución a este problema y parece que ésta puede estar más cerca que nunca.

Desde hace algún tiempo ya se está utilizando la tecnología de la impresora 3D para crear órganos sencillos y se espera poder empezar a trabajar en otros más complicados dentro de poco. Es de suponer que, a medida que este proceso avance, también lo haga la demanda de personal cualificado para llevarlo a cabo.

Los profesionales encargados de atender esta demanda de empleo serán aquellos que provengan del mundo sanitario. Se trata de una revolución dentro de este ámbito al que las universidades y centros de estudio tendrán que adaptarse.

Estudios para la próxima década

La sociedad demandará que las nuevas profesiones que vayan surgiendo se desarrollen por profesionales cualificados. Por lo tanto, los cambios en el mundo laboral tendrán su reflejo en las universidades: algunas carreras desaparecerán y otras nuevas irán abriéndose camino.

Químico de los alimentos

A través de la tecnología de las impresoras 3D, este profesional mejorará el sabor y la textura de los alimentos.

Especulador de monedas virtuales

Quien más o quien menos ya ha oído hablar del bitcoin. Sin embargo, no es la única moneda virtual que existe y, seguramente, con el tiempo irán apareciendo más. Hasta tal punto empiezan a tener fuerza que será necesario que un profesional nos asesore sobre las inversiones con este tipo de moneda.

Diseñadores de gamificación

Existen estudios que demuestran que la lógica de los juegos anima a las personas a trabajar. En este sentido, se crearán, en el futuro, juegos que nos ayuden a aliviar tensiones y a descargar el estrés del día a día.

Consejero de privacidad

La privacidad en Internet es un tema que todavía no dominamos del todo. En muchas ocasiones nos mostramos como individuos vulnerables en la red y no sabemos muy bien cómo protegernos. Ese será el trabajo de este nuevo profesional.

 

A pesar de la dificultad para prever el futuro, existen tendencias y estudios que nos revelan que las profesiones de las que hemos hablado en este artículo serán algunas de las que mejores salidas profesionales tendrán en la próxima década. Es importante, si alguna de ellas se encuentra dentro de nuestro ámbito de trabajo, que vayamos actualizando nuestra formación para no quedarnos atrás en el mercado.

 

 

Fuentes: El Confidencial, Cromo, San Diego Red y El País

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe contenidos exclusivos sobre educación. Tendencias, curiosidades, trabajos, becas. 

¡Ya somos más de 200.000!

¡Se ha suscripto con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This