¿Dudas entre estudiar una FP o una carrera? Para estas 5 profesiones, te recomendamos un ciclo formativo.

Al finalizar los estudios básicos, nos vemos en la disyuntiva de tener que elegir entre adentrarnos en el mundo laboral o continuar estudiando. Para todos aquellos que quieran seguir preparándose y ampliando sus conocimientos, la pregunta que viene ahora es qué rama formativa cursar. Pero la incertidumbre no desaparece una vez tenemos claro el campo profesional al que nos queremos dedicar. Todavía nos queda una compleja decisión más que tomar: estudiar una carrera o una FP.

Las ventajas de la Formación Profesional son cada vez más evidentes para quienes apuestan por la formación. La cercanía con el profesorado, los planes formativos adaptados a la nueva realidad social y empresarial y la posibilidad de realizar prácticas reales hacen de la FP una verdadera alternativa a la Universidad. Ya hemos mencionado en alguna ocasión que la FP se alza en nuestros días como una las mejores vías para especializarse en un determinado campo, mejorar el desempeño y capacitación profesional, ajustarse a la actual demanda de empleo y acceder de forma directa a un puesto de trabajo.

Además, es preciso señalar que la oferta formativa actual es muy amplia y diversa; compuesta por más de 150 ciclos formativos encuadrados dentro de 26 familias profesionales. Oferta que se amplía y renueva continuamente con el fin de dar respuesta a los nuevos empleos y necesidades de cualificación de los diferentes sectores profesionales.

La organización de la FP por módulos y su contenido, tanto teórico como práctico, permiten una cualificación y adecuación a las exigencias del mercado de trabajo que los estudios universitarios no siempre consiguen. De ahí la alta valoración de estos profesionales y su mayor preparación con respecto a los graduados para el desempeño de ciertas actividades y profesiones. En este Post te mostramos los 5 empleos en los que es más aconsejable estudiar una FP que una carrera:

1. Administración y Finanzas

No hace falta matricularse en la carrera de Administración y Dirección de Empresas para destacar y brillar en el área de los negocios. Este Grado Superior es el que registra y con diferencia, las mayores tasas de contratación. En concreto, cada año se formalizan casi 120.000 contratos. Y lo mismo ocurre con el Grado Medio de Gestión Administrativa, cuyo número de contratos firmados al año asciende a los 180.000. La razón es clara: el plan formativo y las prácticas se ajustan mejor a las necesidades contables reales de las empresas.

2. Técnico Superior en Mantenimiento Electrónico

Este ciclo de Grado Superior es uno de los más valorados por las empresas como consecuencia de la elevada especialización que otorga a sus titulados. Y no lo olvidemos, la especialización es clave para acceder al mercado laboral. El trabajo que desempeñan estos profesionales es esencial para el buen funcionamiento de muchas compañías y absolutamente complementario al de cualquier ingeniero.

3. Técnico Superior en Higiene Bucodental

La Odontología es una de las carreras universitarias más solicitadas, dada su alta remuneración y buena acogida en el mercado de trabajo. La consecuencia es que éste es incapaz de dar cobertura y salida a este sobre exceso de oferta, por lo que muchos licenciados se ven obligados a buscar otras alternativas. Problema que no perciben los higienistas; quienes pueden presumir de tener tasas de paro cercanas al 0%.

4. Técnico Superior en Automoción

O lo que es lo mismo, la formación técnica y específica que necesitas para trabajar de mecánico. Y si te conviertes en un experto de este campo, puedes llegar a ganar incluso más que un ingeniero. Es cierto que ellos son los que diseñan y fabrican los coches, ¿pero quién detecta los fallos mecánicos y les ponen solución? ¿Quién tiene la capacidad de llevar a cabo una completa revisión o reparación? Por eso los mecánicos son uno de los profesionales más cotizados.

5. Técnico Superior en Diagnóstico Clínico y Laboratorio

Esta rama sanitaria requiere de una específica preparación y especialización que carreras como Medicina, Biología o Química no pueden proporcionar dadas su generalidad y amplitud de temario. En consecuencia, los estudiantes de dichas titulaciones no reúnen los conocimientos y destrezas necesarias para desarrollar esta labor con total eficacia; lo que sí se consigue con el ciclo formativo.

Los últimos datos registrados confirman la tendencia al alza de la Formación Profesional. El 34% de los estudiantes españoles opta cada año por esta modalidad. Una de cada cinco ofertas de empleo está destinada a los titulados de FP y se estima que para 2020, el 50% de las empresas necesite incorporar a su plantilla personal con titulación de Grado Medio. Si buscas una formación dinámica, actual y de calidad, parece que las cifras de contratación no dejan lugar a dudas.

Fuentes: Oficina Empleo, Contante y Noticias Universia

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe contenidos exclusivos sobre educación. Tendencias, curiosidades, trabajos, becas. 

¡Ya somos más de 200.000!

¡Se ha suscripto con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This