La organización de eventos deportivos es un área compleja donde entran en juego conocimientos de gestión de proyectos, protocolo o administración de recursos humanos y financieros.

Si te interesa la planificación de actividades deportivas y estás buscando formación para ser un profesional de la organización de eventos, empezamos por indicarte los tres momentos clave a la hora de organizar cualquier acto deportivo de cierta envergadura.

Primera etapa. Planificación antes del evento

Es la etapa más importante, en la que se deben decidir varios aspectos clave. El Decano de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de la Universidad de Valencia, Vicente Añó Sanz, afirma en uno de sus artículos que la planificación de un evento debe estar acorde con la tipología del mismo. Esto quiere decir que cualquier acto o competición deportiva no debe defraudar las expectativas del público ni plantearse como si de los Juegos Olímpicos se tratara.
Dentro de este grupo podemos distinguir varias fases:

1. Definir el objetivo del evento

El deporte va a ser el conductor del evento, pero el objetivo puede variar. Algunos eventos están articulados para recaudar fondos, otros para erigir a un equipo campeón en una determinada disciplina, etc.

2. Determinar el deporte

Hay veces que varios deportes pueden encajar para el mismo objetivo. Por ejemplo, para una causa benéfica puede organizarse una carrera, una competición de natación, un partido de fútbol, etc.

3. Decidir a quién va dirigido y su nombre

La organización puede variar si el espectáculo está dirigido a niños, adultos, ancianos, hombres o mujeres de determinados rangos de edad.