Las recuperaciones de septiembre convierten a las vacaciones de verano en un momento en el que deben compaginarse los planes con los amigos, las reuniones familiares o las escapadas de playa con sesiones de estudio. Todas estas distracciones pueden hacer que estudiar en verano sea una ardua tarea, haciendo que vayamos dejando para otro día nuestras obligaciones académicas para poder disfrutar de actividades más divertidas.

Con todo, una correcta organización de nuestras vacaciones nos permitirá estudiar el tiempo suficiente para superar con éxito los exámenes de septiembre de selectividad o de cualquier otra asignatura y, a la vez, disfrutar del verano sin problemas. Lo primero que debes hacer para estudiar en verano conseguir un espacio propio en el que trabajar, lo más lejos de ruidos, con buena iluminación y ventilación; mientras que un calendario, una agenda y mucha voluntad es lo segundo que vas a necesitar.

La organización es la clave para poder disfrutar de unas vacaciones completas sin descuidar los estudios o tareas pendientes. Lo más recomendable es que organices tus horarios del día en función de las asignaturas que vas a estudiar o hacer los deberes de verano, pudiendo dedicar más horas a aquellas materias con un mayor volumen de trabajo. Siguiendo las técnicas de estudio habituales, puedes empezar por aquellas tareas más complicadas y dejar para el final de cada sesión lo más simple o lo que te guste más.

A su vez, debes utilizar un calendario para tener siempre presente cuándo serán las fechas de los exámenes y así calcular si tu ritmo de trabajo te permitirá llegar bien a las pruebas o necesitas apretar un poco más el acelerador. No obstante, recuerda que tus días no deben girar en torno al estudio y que también tienes que disfrutar de tu verano.

En tu planificación debe tener cabida las actividades de ocio, en compañía o en solitario. En este sentido, puedes organizar tus sesiones de estudio por la mañana y entre semana, que son momentos poco habituales en los que organizar quedadas con la familia o los amigos, quedándote la tare libre para organizar tus actividades más sociales. Eso sí, respeta siempre tus horas de estudio, porque septiembre llegará.

Los 5 trucos para organizar tus horas de estudio

1) Organiza horarios

Planifica tu trabajo según el grado de conocimiento y el grado de dificultad que puedas tener en función de cada materia. Primero lo difícil.

2) Organiza un calendario

Señala las fechas de los exámenes y entregas de deberes o trabajos de verano para poder planificar cuántas sesiones necesitas para estar preparado.

3) Estudia por las mañanas

Si tienes ocasión, centra tus sesiones de estudio por la mañana ya que es cuando hace menos calor y nos encontramos más descansados.

4) No descuides tu ocio

Aprovecha las vacaciones para planificar momentos de ocio y esparcimiento con tu familia, amigos y pareja. Liberarás estrés y luego podrás estudiar mejor.

5) Elige una zona de estudio

El lugar donde te pongas a estudiar debe ser siempre el mismo y tener una buena iluminación y ventilación. Además, debe estar libre de distracciones.

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe contenidos exclusivos sobre educación. Tendencias, curiosidades, trabajos, becas. 

¡Ya somos más de 200.000!

¡Se ha suscripto con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This