La música es fundamental en nuestra vida. Siempre nos acompaña en nuestros momentos más delicados, pero también en aquellos en los que no podemos experimentar mayor felicidad. Seguro que cuando recuerdas una experiencia o vivencia que te ha marcado oyes de fondo una canción. Qué sería de una boda, un verano o una cena romántica sin esa canción especial.

Beneficios de la música

Pop, rock o música clásica; con independencia del género, la música actúa como refugio ante ciertas situaciones, como elemento motivador y de ayuda personal y como el estímulo que nos impulsa y que a veces necesitamos para alcanzar nuestros sueños más deseados.

La música es esencial tanto para niños como para mayores, jóvenes o adultos. Diversos estudios han demostrado la gran cantidad y variedad de beneficios que nos proporciona: alivia el estrés y la tensión, nos ayuda a relajarnos, fomenta la concentración, estimula la creatividad y libera endorfinas, la hormona de la felicidad. Por eso, después de escuchar una canción, bailar o cantar se dispara nuestra alegría, energía y positividad. De hecho, algunos expertos afirman que la música es la única actividad que mantiene al cerebro completamente ocupado.

Si la música es tan necesaria para los adultos, puede afirmarse que es imprescindible para los más pequeños. Hoy en día, no puede concebirse una formación integral sin la presencia de la música. Aunque forma parte de la gran mayoría de los programas educativos, lo cierto es que no se le concede todo el peso curricular que debería tener. De hecho, desde el Gobierno se han escuchado algunas voces que apuestan incluso por eliminar la obligatoriedad de esta asignatura en la Educación Primaria. Pero, ¿qué consecuencias conllevaría esta decisión? ¿Cómo afectaría al proceso de aprendizaje de los más pequeños?
La cuestión no es baladí, teniendo en cuenta las distintas áreas que se desarrollan con la música y los múltiples efectos favorables que diversos estudios científicos han constatado. En concreto, son tres las áreas que se ven estimuladas: el área cognoscitiva, el área afectiva y la motriz. Dentro de la primera se engloba el incremento de la capacidad para memorizar, la mejora de la concentración y la atención, el fomento de la creatividad y la imaginación, el desarrollo de la capacidad auditiva y de análisis, y en general, la mejora de la habilidad para el estudio de otras materias, tales como la lectura, escritura, matemáticas o idiomas.
La el estudio de la música también refuerza el área afectiva. Ayuda a los más pequeños a relacionarse con los demás en la medida en que fomenta el lenguaje, la comunicación, la expresión de las emociones, las habilidades sociales y la empatía. Su poder para estimular la inteligencia emocional hace de este recurso el principal mecanismo para que los niños puedan integrarse en la sociedad y explorar el entorno que les rodea. Les permite conocerse a sí mismos y expresarse libremente, lo que a su vez supone un refuerzo de su satisfacción personal y en una ayuda para crecer con autoestima, confianza y seguridad en sí mismos.

La música en la educación

Y esto no es todo, porque también incide sobre el área motriz al incentivar la coordinación, el movimiento y la psicomotricidad. Permite a los niños adquirir constancia de su propio cuerpo y a analizar la interconexión que existe entre las distintas partes del mismo; sin olvidar que también despierta el sentido del ritmo y la musicalidad. Valores esenciales en la Educación como la constancia, el esfuerzo y la persistencia también se adquieren gracias a la música.
Por todo ello, puede afirmarse que  los estudios musicales es un pilar fundamental dentro la Educación Infantil y Primaria. Su enorme trascendencia en el desarrollo cognitivo, creativo, intelectual y psicológico no ha pasado inadvertida entre padres y docentes, quienes están haciendo especial hincapié en la importancia de esta disciplina. Cada vez son más los padres que inculcan a sus hijos la pasión por aprender a tocar un instrumento. Lo que no saben es que además de este importante conocimiento, están consolidando nuevos y fuertes vínculos con ellos, están contribuyendo a configurar su personalidad, están transmitiéndoles valores esenciales para su futuro y les están ofreciendo una importante arma para enfrentarse a la vida.

Cursos online de música

Si quieres ahondar en los enormes beneficios que nos aporta la música y descubrir cómo contribuye al desarrollo integral de la inteligencia de los más pequeños, en Aprendum disponemos de una gran variedad de cursos online que abordan esta temática y que te permitirán entender su importancia en el contexto educativo.
Fuente: Educapeques y AMEI-WAECE (Asociacion Mundial de Educadores Infantiles)

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe contenidos exclusivos sobre educación. Tendencias, curiosidades, trabajos, becas. 

¡Ya somos más de 200.000!

¡Se ha suscripto con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This