Antes de nada, has de saber que home stager es una profesión con gran presente y futuro, ya que combina el diseño de espacios y la decoración de interiores. Sin embargo, el home staging es una técnica orientada a la preparación de un hogar para su venta o alquiler, no para su habitabilidad. De ahí nace la gran diferencia con el interiorismo.

No hay que olvidar tampoco que todo home stager ha comenzado formándose en decoración o diseño de interiores, ya sea por iniciativa propia o mediante la práctica profesional.

A continuación te indicamos las principales habilidades que reúne este perfil:

1. Sabe “despersonalizar” los espacios

La habilidad de un home stager reside en la despersonalización de espacios. Esto, a priori, puede parecer algo contraproducente, pero no. De hecho, para un propietario que quiere vender un inmueble, lo mejor y más sencillo es que se venda rápido. En este sentido, un home stager ayuda a los dueños a quitar su impronta y a acondicionar el espacio para que las decisiones de compra de los clientes sean más rápidas.

via GIPHY

2. Negocia y maneja presupuestos como nadie

Antes de comenzar cualquier reforma, el home stager se reúne con sus clientes, es decir, aquellos que quieren poner a la venta el piso. En esa reunión se debaten varios aspectos en el que prima el económico.

En el debate de presupuestos se discuten básicamente dos cuestiones principales:

  • El tipo de reformas a acometer con el presupuesto de los clientes. Normalmente un home stager intenta no salirse del presupuesto y muchas de las reformas se pueden abaratar utilizando materiales sencillos.
  • Negociación de los honorarios.

via GIPHY

3. Conoce los mejores materiales

Es una de las competencias más técnicas que adquiere un home stager y que va mejorando con la experiencia laboral. Hoy en día existen muchísimas opciones de decoración con diferentes materiales y precios y un interiorista debe tener en cuenta las ventajas y los inconvenientes de utilizar un determinado material u otro. Así, por ejemplo, si un interiorista utiliza materiales reciclados para muebles sencillos podrá dedicar más dinero del presupuesto a remodelar otras zonas con materiales más caros y necesarios.

via GIPHY

4. Sabe escuchar a los clientes

Sin duda alguna, una de las competencias que debe tener un home stager es la de atención al cliente. Bien es cierto que la atención al cliente es un proceso muy amplio en el que incluso se ejercen técnicas de venta, pero un home stager debe prestar mucha atención a los deseos del cliente, amoldándose siempre al presupuesto fijado.

La realidad es que un home stager no conoce a priori las ventajas y los inconvenientes de cada una de las viviendas que reforma, por ello debe tener muy en cuenta los testimonios de los clientes y asesorarles sobre las mejores opciones de reforma, en qué fases acometerlas o, simplemente, cómo potenciar la vivienda para venderla rápidamente sin desviarse del precio que ha estipulado el propietario.

via GIPHY

5. Son determinantes en la venta de una vivienda

La disposición del mobiliario, la iluminación o la decoración influyen en nuestras percepciones y estados de ánimo, por lo que un home stager sabe exprimir las técnicas más innovadoras para sacar el máximo partido a una vivienda.

Según el portal Idealista, el número de días en venta de un piso acondicionado mediante técnicas de home staging se reduce hasta los 35 días, una cifra casi testimonial comparada con los 130 días de media que tarda un piso en ser vendido.

Por otro lado, según un estudio de Lumina Home Staging, el precio final de venta de un piso baja menos si ha sido reformado por un profesional del diseño de interiores, como un home stager. Esto quiere decir que si un inmueble ha pasado por un proceso de home staging los compradores tienden a pensarse menos la compra sin rebajar el precio final.

via GIPHY

6. Puede trabajar como autónomo

Hemos comentado que un home stager domina con soltura los fundamentos del interiorismo. Esto le permite tener una cierta dualidad a la hora de trabajar, ya sea emprendiendo por su cuenta como autónomo o para inmobiliarias o agencias de staging.

  • Si el home stager trabaja como autónomo. El trabajo se reduce a llevar proyectos concretos o contrataciones temporales. En este sentido, cobra especial importancia la planificación de las distintas etapas de una reforma (presupuesto, diseño, elección de materiales, gestión de compras, ejecución de las reformas, etc.), puesto que no habrá una entidad que las gestione como ocurre en las agencias de staging.
  • Si prefiere trabajar en una agencia de staging deberá cumplir las políticas de empresa y deberá regirse muchas veces a los acuerdos que estas mantienen con algunos fabricantes. Esto último es un aspecto muy cómodo para un interiorista, puesto que puede recurrir con facilidad a los materiales que necesita sin tardar más de lo normal.

via GIPHY

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe contenidos exclusivos sobre educación. Tendencias, curiosidades, trabajos, becas. 

¡Ya somos más de 200.000!

¡Se ha suscripto con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This