El adiestramiento de perros es una disciplina donde apenas hay información clara sobre las principales técnicas de educación canina e, incluso, es un sector donde se encuentran oportunidades de formación poco fiables donde no se aprende nada de valor añadido respecto a cualquier artículo de etología canina o libro de adiestramiento canino.

Adiestramiento de perros, educación canina y etología canina

Antes de seguir leyendo este post debes tener claro en qué se diferencian estos tres conceptos, sobre todo si buscas ayuda profesional para tu perro.

La educación canina re refiere al conjunto de técnicas y métodos que una persona utiliza para enseñar un objetivo concreto a un perro. Dentro de este ámbito se pueden incluir las órdenes de obediencia y la gestión de las emociones de un perro.

El adiestramiento canino, por el contrario, es una disciplina encargada de enseñar ejercicios concretos a los canes, como puede ser la recogida de objetos, el paseo sin correa, saltos o agilidades específicas que puedan ayudar a bomberos, policías o profesiones relacionadas.

Asimismo, llega un momento en el que la educación canina y el adiestramiento se tocan porque estos ejercicios crean hábitos en la vida diaria de un perro, por lo que pasan a ser órdenes cotidianas.

Finalmente, la etología, según la RAE es la parte de la biología que estudia el comportamiento de los animales, por lo que se deduce que la etología canina estudia el comportamiento de los perros.

¿Curso de adiestrador de perros o contratar a un profesional?

Cambiar la relación de un perro con su dueño es algo muy personal que puede resultar contraproducente si no se contrata al profesional adecuado. Muchas veces, debido a la desinformación que existe en el sector del adiestramiento canino, una persona no sabe a quién acudir y lo más probable es que pregunte a prójimo sobre algún adiestrador conocido o, incluso, se forme realizando un curso de adiestramiento de perros.

Siendo honestos, la vía de la formación es una alternativa más larga y complicada, pero mucho más reconfortante, porque son los propios dueños los que pueden aplicar las técnicas necesarias de entrenamiento canino con sus perros y no un desconocido. No obstante, hay que tener cuidado, porque existen cursos de poca trascendencia que no te formen bien. Antes de dar el paso compara y busca referencias.

Si te decides por contratar a un profesional, entonces asegúrate que eliges a la persona adecuada que responda de la mejor manera a las siguientes cuestiones:

1 ¿Está formado?

A veces realizar un solo curso de educación canina o de adiestramiento no es suficiente. A menudo se organizan seminarios en centros de adiestramiento donde maestros de varias especialidades enseñan o mejoran técnicas.

2 ¿Tiene experiencia previa?

Por supuesto, este aspecto es uno de los más relevantes. Un adiestrador sin experiencia es como un cirujano sin horas de quirófano. Si alguien se va a encargar de modificar las malas conductas de tu perro, más vale que sus métodos estén probados, porque de lo contrario, la conducta de tu perro puede verse alterada y revertirse en una peor.

3 ¿Qué métodos utiliza y de qué manera?

El profesional que contrates debe usar técnicas no invasivas que afecten a la relación perro-dueño, de lo contrario, lo ideal sería cancelar sus servicios.

4 ¿Se siente el perro a gusto?

Si nuestro perro sufre en las sesiones de entreno, no hay duda de que hemos ido a topar con el profesional inadecuado.

Problemas frecuentes en la conducta canina

¿Tienes un cachorro y no sabes cómo alimentarlo? ¿Tu perro tira mucho de la correa y no sabes por qué? No te angusties. Son problemas normales en los perros y son mucho más frecuentes de lo que te puedes imaginas. Aquí te dejamos una lista de los problemas más repetidos entre los canes:

1 Perros hiperactivos

Si un perro es hiperactivo significa que se sobreexcita ante determinados estímulos. En estos casos lo mejor es ignorar su comportamiento y mantenerlo ocupado con paseos, algo que deberás entrenar, que servirán para canalizar su energía inagotable. También debes tener en cuenta que los perros notan tu estado de ánimo y empatizan, por lo que, si eres una persona hiperactiva, probablemente tu perro tome ejemplo y también lo sea.

via GIPHY

2 Mordeduras de perros

Un perro muerde porque ha evolucionado para ello, pero lo realmente interesante de esta conducta es averiguar el motivo de sus mordeduras. Los perros utilizan su boca para fines alimenticios, recreativos, incluso para comunicarse y defenderse. Todo ello son comportamientos normales, el problema viene cuando un perro considera amenazas a su alrededor constantemente y usa la boca para defenderse.

via GIPHY

3 Exceso de ladridos

Entre otros sonidos, como los gruñidos o los gemidos, el ladrido de un perro identifica emociones. A veces, los humanos no sabemos interpretar este lenguaje y se producen conflictos en nuestra convivencia con el perro. Algunos ejemplos de ladrido pueden ser el de alerta, miedo, excitación, guardia, frustración y el famoso ladrido de atención, sonido que emiten los perros para que les hagamos caso. Muchas veces responder a este tipo de ladrido no es beneficioso, porque puede animar al perro a ladrar más.

via GIPHY

4 Problemas de socialización

Suele presentarse en perros que se han criado en entornos solitarios sin nadie que les preste atención o sin otros perros a su alrededor. Para subsanar este problema es necesario comenzar un proceso de adiestramiento en edades tempranas, desde cachorros, ofreciéndoles estímulos nuevos que interpretar con la madre, otros cachorros, perros de más avanzada edad y juguetes.

via GIPHY

5 Problemas de lenguaje

Según numerosos expertos en etología canina, este es la principal complicación que presentan los perros problemáticos, aspecto en el que los humanos tenemos buena culpa. Esto quiere decir que el perro tiene su propia manera de expresarse y los humanos otra diferente, por lo que ambas partes tienen que hacer un esfuerzo por comprenderse y entenderse.

Cuando un perro se echa para atrás y levanta las orejas se pone en posición de guardia; si agachan las patas delanteras y levantan el culo es que se muestran juguetones; al igual que si tienen miedo ladrarán, cambiarán de postura o se mostrarán inquietos. Estos son solo algunos de los hábitos de los perros que debemos aprender a identificar con el paso del tiempo.

via GIPHY

Principales asociaciones caninas

En España podemos encontrar dos principales asociaciones dedicadas a la defensa y la promoción del buen trato canino y del adiestramiento de perros:

Mientras, en Latinoamérica alguna de las organizaciones con más envergadura en la protección de los derechos de los adiestradores de perros y su formación pueden ser las siguientes:

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe contenidos exclusivos sobre educación. Tendencias, curiosidades, trabajos, becas. 

¡Ya somos más de 200.000!

¡Se ha suscripto con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This