¿Quieres descubrir las claves para ascender en el trabajo? En este post te mostramos las pautas a seguir para escalar una posición en la escala jerárquica de tu organización y llegar tan alto como te propongas.

Si crees que eres un trabajador ejemplar, desempeñas tus tareas con total diligencia, te desenvuelves con soltura en tu puesto de trabajo y consideras que ya es hora de conseguir un ascenso, en este Post te mostramos las 5 estrategias que te permitirán alcanzar tu objetivo. Ascender en el trabajo no es una tarea tan complicada como parece. Sigue estos consejos básicos y demuéstrale al equipo directivo todo lo que vales. Ten en cuenta que para lograr esta meta no se requiere sólo valía, sino más bien, ser capaz de demostrar tus capacidades y competencias profesionales. Porque sí, y por extraño que parezca, los jefes no siempre son conscientes de todos nuestros méritos.

Ocupar un puesto de mayor categoría y reconocimiento es un deseo anhelado por muchos trabajadores. En concreto, y según el último estudio realizado por Randstad, más del 61% de los empleados espera lograr un ascenso en su empleo actual. Cifra que crece progresivamente año tras año. Pero antes de tomar esta decisión y ponerte manos a la obra, es importante que recuerdes que un ascenso no sólo implica un mayor salario, sino también una mayor responsabilidad y presión. No todo el mundo está dispuesto a abandonar su zona de confort. Ni debe hacerse a cualquier precio. Valora con detenimiento si estás preparado para asumir nuevos retos y desafíos, si posees la formación y habilidades que requiere el nuevo puesto y si estás capacitado para soportar el mayor estrés y tensión a los que posiblemente estés sometido.

Un ascenso no es algo fortuito, ni algo que se consigue sin más. Buscado de forma consciente o inconsciente, es la recompensa y reconocimiento a una trayectoria y al trabajo bien hecho. Pero la realidad nos demuestra que desempeñar con eficacia un cargo no es motivo suficiente para ser merecedor de un ascenso. Se requiere algo más. La experiencia y los años de antigüedad tampoco nos garantizan su consecución. ¿Cuál es entonces la fórmula secreta para alzarse con él? Puede decirse que es una combinación exacta entre constancia, paciencia, actitud, trabajo duro y picardía.

En este post te mostramos qué 5 estrategias debes seguir para conseguir ese anhelado ascenso:

Deseo incesante por aprender

El mejor activo de una empresa es un profesional cualificado. No hay nada más valorado entre los jefes que un empleado que está constantemente interesado por aprender y completar o actualizar su formación. No olvides que las empresas desarrollan su actividad en un entorno dinámico y cambiante y que se hace imprescindible la presencia de personal cualificado capaz de adaptarse a todos los cambios que se produzcan tanto a nivel técnico como productivo y organizacional.

Deja claro tu potencial y aspiraciones

Ya lo hemos mencionado antes. Puede que tu jefe no sea consciente de todos tus logros y empeño, así que demuéstraselo. Hazle ver que eres un activo imprescindible en la empresa y que posees un conjunto de habilidades y capacidades que te convierten en un empleado irremplazable. Igualmente, expresa sin miedo alguno tu deseo de promocionar. Ten en cuenta que tu responsable puede no conocer tus aspiraciones y que esto a su vez, denotará tu interés por la compañía. Cada vez que se baraje la posibilidad de conceder un ascenso, le vendrá tu nombre a la mente.

Compromiso y trabajo en equipo

Más que el trabajo individual, lo que más valoran los directivos es la capacidad de trabajar en equipo. Un proyecto siempre sale adelante con el apoyo y esfuerzo de todo un grupo de trabajo. Muestra siempre tu disponibilidad y ganas de colaborar con los demás y presta ayuda a quien te la solicite. La mejor valoración de tu trabajo es la que proviene de parte de tus compañeros. No olvides demostrar tu compromiso y lealtad por la empresa. Asumir los objetivos empresariales como propios te ayudará a ganar puntos.

Creatividad y eficacia

Innova, propón nuevas ideas, sé proactivo y ofrece solución a los problemas. La eficacia es fundamental No te limites a cumplir con tus funciones. Asume nuevas responsabilidades, busca las áreas susceptibles de mejora y diseña actividades que aumenten la rentabilidad. Complementa tu creatividad con la excelencia en los resultados y tendrás el ascenso asegurado. Recuerda que el tiempo es uno de los recursos más apreciados dentro de una empresa y que es fundamental priorizar las tareas para cumplir los objetivos lo antes posible.

Liderazgo y buena comunicación

Los gerentes sólo promocionan a aquellos que sepan organizar y