Seguro que si estás arrancando un negocio ya te has hecho esta pregunta. En primer lugar, desde Aprendum te aconsejamos prudencia, no tienes que estar en todas, pero sí que una buena presencia en redes sociales puede ayudar, y mucho, a tu empresa. Lejos del potencial que puedan tener a nivel personal, un uso de las redes sociales bien gestionado te puede aportar grandes beneficios, no sólo a nivel de imagen, sino también en cuanto a sinergias, posicionamiento web y, lo que seguro más ansías, ventas.

Redes Sociales, herramientas básicas para cualquier Social Media

Si aún no te desenvuelves bien en el terreno del Social Media, en Aprendum te ofrecemos las principales herramientas, pero lo primero que has de preguntarte es ¿en qué redes sociales y cómo debe estar presente mi empresa?
Hay redes sociales muy potentes en las que no tienes por qué dar de alta un perfil. Todo dependerá de dos preguntas tan sencillas como básicas: ¿Cuál es tu público objetivo? (es decir, a qué público te diriges) y ¿qué público quieres alcanzar y para qué? Has de pensar siempre que, como su propio nombre indica, las redes sociales, son eso, sociales y no redes comerciales en las que, por el simple hecho de estar, vayas a ver incrementada tu cuenta de resultados. Si no sabes aún cómo actuar en ellas, te ofrecemos una solución rápida: fíjate en cómo actúan los grandes, seguro que ya tienes en mente un referente en tu sector.

Tips para elegir la mejor Red Social

Dependiendo de tu producto, la tipología de tu empresa y las respuestas que hayas obtenido en las preguntas anteriores, podrás tomar una decisión firme a este respecto.  Te damos algunas pistas sobre las cuatro básicas:
  • Facebook: Es la más extendida, tanto a nivel empresarial como a nivel personal y permite hacer multitud de estrategias de marketing y, algo aún mejor, medirlas.
  • Twitter: Es la siguiente en importancia. Ideal para fomentar las relaciones entre las marcas y los usuarios (en tan solo 140 caracteres) y con una gran virtud: su inmediatez.
  • El poder del vídeo es enorme sobre todo por su potencial viral, y si hablamos de vídeo, irremediablemente tenemos que hacerlo de Youtube. Un perfil en esta red social es ideal para lanzar, por ejemplo, presentaciones corporativas.
  • LinkedIn: A menudo pensamos que esta red social sólo sirve para encontrar trabajo, pero nada más lejos de la realidad. Otorga una gran imagen profesional y permite, tanto el contacto con proveedores y clientes, como la aparición de sinergias.
Además tienes Tuenti, Printerest, Instagram, etc. Tú eres quien decide, pues nadie mejor conoce tu empresa ni hacia dónde quieres dirigirla. Ten presente también qué se te da bien: ni todos somos buenos escribiendo, ni a todos se nos da bien la fotografía, por ejemplo, y esto influirá mucho en qué red social elegir.

Es imposible estar en todas con un mínimo de eficacia pero, si algo está claro, es que tienes que estar, pues sin contar con una presencia activa en ellas, es prácticamente imposible lograr la reputación online necesaria.
Independientemente de dónde decidas dar de alta el perfil de tu empresa, has de saber que el contenido que publiques en redes sociales debe generar principalmente una cosa: ganas de ser compartido. Sin olvidar que las redes son una herramienta tan práctica como peligrosa, y es que, para bien y para mal, lo que se dice en internet, aunque lo elimines, perdura para siempre.

Puedes informarte aquí de todo lo que Aprendum pone a tu alcance en esta materia.

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe contenidos exclusivos sobre educación. Tendencias, curiosidades, trabajos, becas. 

¡Ya somos más de 200.000!

¡Se ha suscripto con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This