Conoce ahora la forma de financiarse con los créditos ICO y descubre otras alternativas de crédito para start-up con este post destinado a que emprender resulte más fácil.

Créditos ICO: la mayor fuente de financiación pública

A muchos jóvenes con ganas de emprender y con proyectos en mente les frena el hecho de no saber a dónde dirigirse o cómo orientar sus primeros pasos como emprendedores. Independientemente de la formación que posean como empresarios, una pregunta que se suelen hacer es la siguiente: ¿de dónde saco el dinero para poner en marcha mi idea?

Para dar respuesta a esa pregunta nació en España el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y sus créditos ICO. El principal objetivo de estos créditos es el de actuar de prestamista de riesgo de empresas españolas con el fin de dinamizar la actividad empresarial.

El Instituto de Crédito Oficial se descubre en su web como un “banco público con forma jurídica de entidad pública empresarial, adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad a través de la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa”, por lo tanto, cabe recordar que es una vía de financiación pública y no privada.

Cuando un cliente pide un crédito ICO ocurren dos procesos: uno de tramitación de la petición y otro de flujo de fondos. Se pueden resumir en los siguientes pasos:

Ciclo de vida de un crédito ICO

1) Solicitud de financiación de un cliente a las entidades de crédito.

2) Las entidades de crédito analizan las garantías de devolución del préstamo en caso de concesión.

3) En caso afirmativo, las entidades de crédito firman el acuerdo con el cliente.

4) El Instituto de Crédito Oficial entrega los fondos a la entidad de crédito.

5) La entidad financiera entrega los créditos ICO al cliente.

6) Una vez transcurrido el tiempo acordado en el contrato, el cliente devuelve los fondos a dicha entidad.

7) La entidad de crédito correspondiente devuelve los fondos al Instituto de Crédito Oficial.