Las empresas españolas comparten criterios comunes en cuanto a incorporar a la plantilla a un nuevo trabajador. Los jóvenes que llegan al mercado laboral se encuentran con una realidad que difiere de los planes de estudio universitarios, que no han sabido evolucionar al mismo tiempo que las exigencias de las empresas hacia sus nuevos empleados. La nueva demanda de talento joven pasa por la especialización y por la forma en que se trabaja.

Competencias básicas para triunfar en el mercado laboral

Es posible que te plantees cursar un máster al terminar la carrera universitaria, siendo esta una opción para conseguir la especialización en un área concreta que buscan muchas empresas. Al mismo tiempo, te recomendamos que te informes sobre las nuevas reglas del juego en el ámbito laboral para que, cuando vuelvas a intentar incorporarte en el mercado de trabajo, dispongas de las habilidades y requisitos más demandados por las compañías nacionales.

  • Formación: La empresa usará el criterio de la formación como uno de los principales aspectos a tener en cuenta en un candidato. En nuestro país, donde el 41% de los españoles dispone de educación superior, existe cierto desfase entre el que se estudia y lo que las empresas demandan. En este sentido, contar con la titulación de un máster puede ser la clave para diferenciarte de tu competencia (otros candidatos).
  • Idiomas: Un aspecto indispensable para un trabajo cualificado es hablar una lengua extranjera como mínimo, bien sea el inglés, alemán, italiano o chino; estando cada vez más valorados aquellos trabajadores con tres idiomas internacionales a sus espaldas. Es igual que aspires a trabajar en una PYME o en una multinacional, porque la internacionalización del negocio, la exportación de los productos, y en definitiva, la relación con los clientes y proveedores de otros países formará parte de tu trabajo diario.
  • Destrezas tecnológicas: Se presupone que sabrás manejar un ordenador y que estás más que familiarizado con Internet y con las posibilidades que ofrece a nivel usuario, pero es realmente importante diferenciarte en el manejo de herramientas o software especializado en las disciplinas profesionales a las cuales aspiras a dirigir en tu carrera. No esperes al hecho de que tengan que instruirte en la empresa. Adelántate y ve con los “deberes” hechos. Hazte útil desde el principio.
  • Movilidad: ¿Estás dispuesto a desplazarte a otra ciudad, de forma habitual, por tu trabajo? ¿Y cambiar tu lugar de residencia si la empresa te ofreciera una mejor oportunidad laboral en la otra punta de España o, incluso, en el extranjero? En un mundo cada vez más globalizado, la internacionalización empieza a ser habitual en las compañías de cualquier tamaño.

De todas estas características necesarias para entrar a trabajar en una empresa, ¿cuál crees que es la imprescindible? ¡Comparte tu opinión con nosotros!

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe contenidos exclusivos sobre educación. Tendencias, curiosidades, trabajos, becas. 

¡Ya somos más de 200.000!

¡Se ha suscripto con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This