A menudo os hablamos de formación de vanguardia y de salidas profesionales algo que, en la mayoría de los casos, va unido. También en el caso de hoy, pues os queremos hablar de ELE y no la letra, sino del curso de español como lengua extranjera que, además de llevarte a conocer mejor un idioma rico, dinámico y con variedad de dialectos como el nuestro, va a ser tu trampolín para ejercer como profesor en el extranjero.

Cursos de ELE

Si eres de la rama de educación o filología, sigue leyendo pues los cursos de ELE te interesan mucho y, por supuesto, puedes encontrar el tuyo en Aprendum. Aunque no vamos a lanzarte a trabajar en otro idioma así, sin más. Te hemos preparado algunos consejos.

Hacer este curso online de ELE puede suponer una ampliación de tu formación, una inversión de futuro, un giro profesional… Sí, pero es que además el español es cada vez más demandado en el mundo de los negocios (con más de 400 millones de hispanohablantes se trata, tras el chino, de la segunda lengua más hablada en el mundo y es el idioma oficial de 21 países) lo que va a ampliar también el abanico de tus alumnos potenciales.

Prepararse para impartir clases

Pero dar clase a personas de otro idioma no es tarea fácil. Por ejemplo, si lo haces en Reino Unido has de tener en cuenta que los ingleses no estudian gramática en sus clases de Lengua y Literatura y, así, tus métodos didácticos deberán adecuarse siempre al país de origen del alumnado.

En Aprendum te ofertamos un curso de ELE que, además de acreditarte con un diploma de validez internacional, te aporta los conceptos teóricos y las capacidades necesarias para enseñar de manera correcta. Detectarás las habilidades y necesidades de los distintos alumnos, consiguiendo orientarlos y ayudarlos en el aprendizaje de nuestro idioma y sabrás qué enseñar y cómo hacerlo, aprovechando todos y cada uno de los recursos de los que se dispongan.

Es decir, vamos a prepararte para reaccionar en esos momentos en los que parece que la clase se te va a ir de las manos. Proponemos que, antes de nada, conozcas la cultura del país y sobre todo al grupo, tratando de adecuarte a su nivel: si se trata de “Español de negocios”, si es para niños, si el alumno se está preparando una prueba de idiomas… De no ser así, la clase resultará frustrante.

Los nuevos métodos didácticos aconsejan que dividas tu clase en 3 partes: 30% de audio, 30% de gramática y 30% de conversación con el alumno. El tiempo restante siempre se te escapa entre uno y otro paso, pero no debes preocuparte. Y, sobre todo, no temas nunca enfrentarte a esa primera clase. El primer día suele ser el comienzo de un camino incierto pero opta por lo práctico, preséntate y, si además de a ti, los alumnos se desconocen entre ellos, invítalos a hacer lo propio en nuestro idioma. Conocerse y romper el hielo, es lo idóneo para practicar otro idioma.

Quebrada esa barrera y conseguida tu primera buena impresión, intenta guiar tus clases con originalidad. Puedes usar música, fragmentos de series famosas, películas… y aplica todas las herramientas de este práctico curso de ELE.

Estamos seguros de que te va a ir genial y, desde aquí, ¡Suerte!

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe contenidos exclusivos sobre educación. Tendencias, curiosidades, trabajos, becas. 

¡Ya somos más de 200.000!

¡Se ha suscripto con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This