Si no sabes cómo regularizar tu empleo de escolta privado o, simplemente, te planteas prepararte para ello, entonces deberás hacer caso a los consejos que te proponemos.

1 Elige adecuadamente un curso de escolta privado

Lo primero que debes hacer una vez que te hayas decidido a formarte en el sector de la seguridad privada es escoger la formación que más te convenga. Si no dispones de mucho tiempo, cuentas con la gran ventaja de que encontrarás muchos cursos de escolta privado online o a distancia en buscadores de formación. No obstante, tienes que ser cuidadoso y revisar el temario o las características de los mismos.

Estos cursos te servirán para coger base y aprender los conceptos teóricos fundamentales en Derecho y Seguridad. Sin embargo, la Administración Pública pone en marcha su propio proceso de acreditación profesional.

Así pues, el Estado establece como obligatorio la realización previa de módulos profesionales de Vigilantes de Seguridad junto a módulos complementarios y específicos para Escoltas Privados de, al menos, 180 horas lectivas o seis semanas de duración.

2 Ponte en buena forma

En España, es el Ministerio de Interior el que se encarga de certificar la oficialidad de los escoltas privados y para ello pone en marcha un proceso parecido al de cualquier convocatoria de oposiciones para policías, pero sin tanta carga lectiva.

Esto quiere decir que existen pruebas físicas y teóricas para los aspirantes, por lo que si llevas tiempo sin hacer ejercicio o crees que estás en mala forma deberás ponerte a correr desde el primer minuto.

Así las cosas, deberás certificar que no estás enfermo ni posees ninguna discapacidad física o psíquica con un certificado médico. Este documento es esencial para que el proceso de reconocimiento de profesión continúe y se certifique tu integridad física.

3 Entrena los ejercicios de las pruebas físicas

Las pruebas físicas se pueden resumir en tres ejercicios (alguno de ellos tiene distinta ejecución para las mujeres):

Dominadas en suspensión

Dominadas puras para los hombres y lanzamiento de balón medicinal para mujeres y varones mayores de 40 años.
En las dominadas deberás flexionar los brazos para dejar la barbilla por encima de la barra, mientras que en la prueba del balón medicinal (de 3Kg) deberás lanzar el esférico tan lejos como puedas sujetándolo por encima de la cabeza y cogiendo recorrido desde la nuca.

Salto vertical

Es una prueba que vale tanto para hombres como para mujeres y consiste en saltar lo más alto que se pueda, marcando previamente la posición de inicio y la de final en una pared. La altura de la posición de inicio se marca extendiendo el brazo hasta lo más alto.

Carrera continua

válida tanto para los hombres como para las mujeres. Deberás correr la distancia de 400 metros en unos tiempos determinados en función de la edad que tengas.

4 Asegúrate de que no te dejas nada sin estudiar

Las pruebas para reconocer la profesión de escolta privado tienen una parte teórica en la que deberás estudiar un temario de técnicas de protección y seguridad junto a un marco legal. Así pues, el temario se divide en dos grandes unidades didácticas:

Parte jurídica

En este apartado deberás estudiar conceptos legales sobre derecho administrativo, especialmente en los artículos específicamente relacionados con la oficialidad del ejercicio de escolta privado. También aprenderás conceptos sobre la posesión y el depósito de armas de fuego.

Parte técnica

Es la parte que más temario aglutina y en ella verás unidades didácticas referidas a la protección y la seguridad, la protección dinámica, la protección estática, el diseño de itinerarios de seguridad para vehículos, técnicas de información u observación, así como el tipo de procedimiento a realizar si existe agresión.

También deberás aprender fundamentos teóricos sobre técnicas de tiro, balística, armamento, normas de seguridad en el manejo de armas de fuego y, por último, realizar prácticas de tiro en un simulador homologado.

via GIPHY

5 Practica los exámenes de conocimientos

Al igual que existen pruebas físicas, también tendrás que completar dos pruebas de conocimientos escritas específicas para candidatos a escolta privado.

En ellas pondrás a prueba los conocimientos aprendidos en el temario, junto con fundamentos sobre vigilancia privada y, además, servirán al tribunal examinador para hacer el cómputo global de tu nota final junto con el de las pruebas físicas. Cada examen tiene su propia duración y se califican con una puntuación del 1 al 10.

En total son dos exámenes:

1) Cuestionario Nº1. Se trata de un test de 100 preguntas con tres respuestas alternativas por cada una de ellas (solo una es correcta). Los fallos restan. Las preguntas estarán relacionadas con temas generales sobre vigilancia privada.

2) Cuestionario Nº2. Este examen es un test de 25 preguntas específicas sobre el temario técnico-jurídico anteriormente explicado de escolta privado, en el que los fallos restan. Solo tendrás un total de quince minutos para realizarlo.

6 Consigue la Tarjeta de Identificación Profesional (TIP)

Al presentarte a las pruebas de selección que convoca la Secretaría de Estado de Seguridad tendrás que solicitar la expedición de la Tarjeta de Identificación Profesional (TIP), una acreditación de oficio que sirve para vigilantes de seguridad, de explosivos, escoltas privados, jefes de seguridad, director de seguridad y detectives privados.

Si has pasado las pruebas satisfactoriamente, pero te has olvidado de solicitar la TIP, entonces has de saber que debes presentar un certificado de antecedentes penales y un informe psicofísico, aun habiéndolos presentado como requisitos con anterioridad.

Si transcurren dos años desde la superación de las pruebas y no tienes en tu poder la tarjeta de identificación profesional, entonces te verás en la obligación de repetir las pruebas.

7 ¡Cumple todos los requisitos!

Para presentarte a las pruebas de reconocimiento oficial de escolta privado deberás cumplir varios requerimientos o presentar algunos documentos:

• Haber cumplido los 18 años de edad.

• Tener la nacionalidad de alguno de los Estados miembros de la Unión Europea o de un Estado parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo.

• Estar en posesión de un título de ESO, de técnico o un equivalente a efectos académicos.

• Poseer un certificado de aptitud psicofísica, que sirve para validar el uso de armas para prestar servicios de seguridad privada.

No tener antecedentes penales ni haber sido condenado por delitos contra los Derechos Personales al menos cinco años antes de la solicitud.

No haber sido separado de los cuerpos de seguridad del Estado al menos durante los dos años anteriores a las pruebas.

• Tener una certificación acreditativa de haber realizado cursos de formación de seguridad privada en centros autorizados por la Secretaría de Seguridad.

• Tener una estatura mínima de 1,70 metros los hombres y 1,65 metros en el caso de las mujeres.

Recuerda que, en el caso de que seas ciudadano de otro estado miembro de la Unión Europea o seas nacional de algún estado incluido en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, existen otros requisitos que deberás consultar antes de comenzar tu preparación.

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe contenidos exclusivos sobre educación. Tendencias, curiosidades, trabajos, becas. 

¡Ya somos más de 200.000!

¡Se ha suscripto con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This