Ser probador de videojuegos o tester de videojuegos es una profesión que combina destreza gamer con largas horas de análisis de fallos en gráficos o jugabilidad de cualquier nuevo producto.

Si estás cansado de que la gente te regañe por jugar al Pokémon Go o estar mucho tiempo pegado a una pantalla jugando a los videojuegos, hoy es tu día de suerte. Así que toma nota porque vas a descubrir unas cuantas razones para que seas todo un defensor de las consolas sin que abandones tus hábitos de gamer y trabajes de la forma más divertida.

Ventajas

Desarrollarás todavía más tus habilidades de gamer

Una de las características fundamentales de un game tester es la de haber jugado y conocido el estilo de juego de muchas consolas y títulos. Esta función es especialmente interesante porque te conferirá mucha versatilidad a la hora de desarrollar tu trabajo en esta industria.

Sabrás antes que nadie las ventajas y desventajas de un juego que todavía no ha salido a la venta

Seamos sinceros, mola mucho tener la primicia de una noticia y más aún si estás reunido con tus amigos de toda la vida que también aman la vida gamer.

Percibirás un sueldo decente a pesar de la crisis

Quizás es la mayor ventaja de esta profesión y lo cierto es que muchas familias no dudarían en coger un mando de PlayStation y tirarse jornadas enteras probando juegos para mantener un buen nivel de vida con 1.500 euros.

Aprenderás a jugar en cualquier consola

Wii, Xbox, Playstation, PC. Esto te convertirá en un todoterreno universal. No habrá campeonato o certamen de videojuegos que se te resista.

Te divertirás descubriendo bugs inesperados

¿Quién no se ha reído con una cara de personaje mal diseñada? Imagina que cae en tu poder el nuevo Fifa y que los disparos atraviesan la red lateral de la portería para sumar goles. Estos son solo algunos ejemplos de lo que un probador se puede encontrar en el día a día. ¡Desternillante!

Desventajas

Las jornadas laborales suelen complicarse y ser más largas de lo habitual

Tendrás que armarte de paciencia y realizar completos informes sobre aquellos aspectos de los juegos que, en tu opinión, no están bien diseñados.

No tendrás ganas de jugar a los juegos que te gustan en tu tiempo libre

Muchos probadores de videojuegos no tienen consola en su casa. ¿Quién podría imaginarse salir del trabajo después de 10 horas y entrar después en una partida online del mismo juego que has probado?

Durante los testeos a veces toca descubrir errores durante largas horas en juegos aburridísimos

Aunque suene duro, sí, puede que te toque testear el peor juego de la historia, pero es tu trabajo y tienes que asimilarlo. Y todavía hay algo peor: que el juego sea muy aburrido y no tenga ningún bug para descubrir.

El puesto de trabajo depende de la gran estacionalidad del sector de la fabricación de juegos

Esto quiere decir que unos meses no tendrás mucho que hacer y otros, en cambio, estarás deseando coger la cama para descansar.

Es difícil encontrar un puesto de trabajo como probador en España

Esto te obliga a saber idiomas para encontrar un empleo de este tipo en el extranjero.

¿En qué consiste realmente?

Ahora bien, ¿sabes realmente en qué consiste el trabajo de un probador de videojuegos? Crees que sí, pero seguro que estás equivocado. No todo es pasarte el tiempo pegado a una pantalla jugando a la Playstation, la Xbox u otras consolas. Cualquier probador de videojuegos se encarga de descubrir errores o “bugs”, es decir, pasar todo el tiempo posible llevando cualquier juego a sus límites para ver si “da la talla”.

Por ejemplo, en los videojuegos de shooter, un probador (game tester en inglés) se encargaría de disparar por todo el mapa para comprobar que las balas dejan marca en las texturas del propio juego. Esto tiene una gran desventaja, y es que cada individuo en concreto siente predilección por una tipología específica de videojuegos, lo que quiere decir que habrá días de largas horas testeando juegos aburridísimos, pero bien hechos y otros más divertidos, pero desastrosamente diseñados.

Los juegos de PC son usualmente los que más reportes de fallos registran, es por esto que las grandes compañías de desarrollo de videojuegos para PC, como Blizzard, completan los avisos de cualquier tester con los comentarios de usuarios privilegiados a los que se les acredita para jugar a la versión beta de un juego (siempre que se comprometan a dar un feedback resolutivo y comprensible).

¿Merece la pena trabajar probando videojuegos?

En la actualidad, muy pocos probadores de videojuegos consiguen estabilidad laboral y salarial, ya que es una industria con gran estacionalidad. Las grandes compañías desarrolladoras de videojuegos tienen que cumplir fechas de lanzamiento, en buena medida prematuras, por los acuerdos con los fabricantes de consolas y los sponsors o patrocinadores. Esto hace que el final del verano sea una de las fechas marcadas en rojo por los probadores de videojuegos como periodos de grandes posibilidades de contratación, mientras que el invierno suele ser de muy poca actividad y la competencia entre los fabricantes de consolas no suele ser tan agresivo.

Por norma general, los probadores son las personas que menos salario reciben en una empresa de desarrollo de videojuegos. Por ejemplo, EA Sports paga a sus probadores una media de 1000 euros al mes y el rango superior, el de coordinador de probador de videojuegos, se sitúa entre los 1500 euros, casi la misma cantidad que la conocida marca de videojuegos Rockstar confiere a sus probadores en su departamento de testeo de juegos en Gran Bretaña.

Así las cosas, la respuesta a la pregunta de si de verdad merece la pena el trabajo de un probador de videojuegos depende de ti.

Para trabajar así tienes que ser muy bueno en idiomas.

Qué estudiar para ser Game Tester

En España la formación como probador de videojuegos a nivel oficial está muy limitada. Una alternativa bastante utilizada para muchos interesados en esta profesión es la de realizar cursos online específicos, pero también suele incluirse como módulo o asignatura dentro de grados o postgrados con una mayor entidad, como por ejemplo el grado de Diseño y Desarrollo de Videojuegos de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, el Máster en desarrollo de videojuegos de la Universidad Complutense de Madrid o la de Desarrollo de Videojuegos en la Europea de Madrid.

Tradicionalmente, un probador de videojuegos no se ha formado con un título específico para su trabajo, sino que procede de distintos ámbitos, como la programación web, la tecnología, las ciencias sociales o, incluso, los idiomas. Otros probadores de videojuegos han destacado en procesos de selección por sus habilidades con programas de diseño audiovisual o de juegos, como 3D StudioMax.

Si nos permites un consejo para encontrar trabajo como probador de videojuegos, sigue éste: fórmate en idiomas, sobre todo inglés y otras lenguas menos comunes, puesto que a las empresas como Playstation, Xbox, Wii, Sega o las de juegos de pc les encanta contratar a probadores para que encuentren errores de traducción en las lenguas a las que se dirigen sus videojuegos.

Esto es todo, así que, si amas los videojuegos y estás pensando en labrarte un futuro en esta industria, ya tienes todos los conocimientos necesarios para lanzarte a la aventura ¿aceptas el reto?

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe contenidos exclusivos sobre educación. Tendencias, curiosidades, trabajos, becas. 

¡Ya somos más de 200.000!

¡Se ha suscripto con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This