Operación bikini ¿saludable?

jueves, 23 de junio de 2016

Llega el verano y con él, las famosas dietas para perder peso en un tiempo record. Se aproxima el momento en el que hombres y mujeres quieren quitarse esos kilitos de más para lucir un cuerpo 10. Se acabaron las grasas saturadas, los dulces y caprichos… En internet proliferan las llamadas dietas milagro, esto es, aquellas que nos garantizan resultados imposibles en apenas un par de días. Pero cuidado porque no es oro todo lo que reluce. ¿Qué pautas debemos atender para saber si una dieta es sana y saludable? ¿Cómo podemos evitar el llamado efecto rebote? ¿Podemos adelgazar sin poner en peligro nuestra salud? En este Post te ofrecemos una serie de consejos básicos para conseguir tu objetivo sin perjudicar tu bienestar y calidad de vida.


Los cánones de belleza que imponen las grandes firmas de moda y los medios de comunicación han calado hondo en la sociedad. El culto al cuerpo y la preocupación por nuestra imagen es una tendencia que no ha dejado de crecer en nuestros días. Cuidarse y mantenerse activo es una de las mejores decisiones que podemos tomar. El problema surge cuando ponemos en riesgo nuestra salud sólo para alcanzar el estereotipo que nos marcan. 

El camino para alcanzar esa meta muchas veces pasa por seguir dietas restrictivas, basadas en el consumo de un único o varios alimentos. La consecuencia es que el organismo no recibe la cantidad de energía y nutrientes que necesita para cumplir satisfactoriamente sus funciones. Según los expertos, necesitamos más de 40 nutrientes diferentes y ningún alimento por sí solo puede proporcionarlos todos. Son múltiples los riesgos que generan estas dietas “milagro”: además de debilidad, falta de energía y carencias nutricionales; en el medio y largo plazo pueden desarrollarse diversas enfermedades, sin olvidar que en la mayoría de ocasiones no sólo se recupera el peso perdido sino que además se gana más.

Por eso, cometemos un tremendo error cuando empezamos una dieta sin tener en cuenta ningún tipo de pauta ni de recomendación médica previa. Simplemente porque hemos leído sus increíbles efectos en una revista, en una página web o nos la han recomendado amigos o familiares. Lo primero a tener en cuenta es que existen millones de dietas pero no a todos les garantizan los mismos resultados. La alimentación debe estar adecuada a la edad, sexo y condición física de cada persona. 

Los expertos han definido a las dietas sanas y equilibradas como aquellas que incorporan los nutrientes y energía en cantidades tales que permiten al organismo desarrollar su actividad diaria en un contexto de salud física y mental. Asimismo, aconsejan que nuestra dieta forme parte de un estilo de vida saludable, que sea rica en alimentos de origen vegetal y fibra, y sea baja en grasa de origen animal, en dulces y productos excesivamente calóricos.

Además de estas recomendaciones, es preciso respetar ciertas reglas básicas:

1. Calidad y cantidad: lo importante no es sólo cuánto se come, sino la calidad de lo que se come.

2. Dieta variada: quedan descartadas las dietas basadas en la ingesta de un único grupo de alimentos. El secreto está en la variedad. Para que la dieta sea equilibrada debe contener al menos dos raciones de verdura al día, de 2 a 3 piezas de fruta y de 2 a 3 raciones de alimentos proteicos, cereales o fibra.

3. Hacer entre 5-6 comidas diarias: además de repartir el consumo de calorías a lo largo del día, se controla el hambre y la ansiedad. Saltarse comidas no ayuda a adelgazar.

4. Come moderado: reduce la cantidad, pero no elimines alimentos. Si ingerimos las proporciones adecuadas de cada alimento, no tenemos por qué renunciar a ninguno.

5. Bebe mucho líquido: como mínimo 1,5 litros al día, aunque esta dosis debe aumentarse si hace calor o si practicamos ejercicio.

6. ¡Muévete! El deporte nos ayuda a quemar las calorías que nos sobran, a fortalecer el sistema inmunológico y a mejorar nuestra salud y bienestar en general.

7. Tómate tu tiempo: la pérdida de peso ha de ser gradual y no drástica. No se puede adelgazar de un día para otro. Seguir una dieta requiere de mucha paciencia y persistencia. 

Ahora tienes la oportunidad de conocerlo todo acerca de la nutrición saludable gracias a nuestra exclusiva selección de Cursos online en esta materia. Abordarás los distintos grupos de alimentos y nutrientes existentes y te mostrarán las pautas para seguir una dieta sana y equilibrada, sin poner en riesgo tu salud. Aprenderás a determinar los requerimientos nutricionales de cada persona y a elaborar una dieta sana adaptada a las condiciones físicas individuales.

Márcate objetivos realistas, no conviertas la pérdida de peso en una obsesión y convierte a la alimentación sana en tu estilo de vida. Que sean cuales sean las decisiones que tomes, sean siempre saludables.


El arte de fotografiar

lunes, 20 de junio de 2016

“Una fotografía es un secreto sobre un secreto, cuanto más te cuenta, menos sabes” Así resumió Diane Arbus el arte de fotografiar. Y así lo hizo Henri Cartier-Bresson: “Fotografiar es colocar la cabeza, el ojo y el corazón en un mismo eje”. No podíamos empezar un Post sobre fotografía sin antes mencionar alguna que otra cita célebre por parte de sus expertos.


Sacar una buena foto es mucho más que reflejar a un individuo, una escena o un paisaje. Es el arte de transmitir sensaciones, despertar sentimientos y remover emociones con tan sólo contemplar una imagen. Captar el mundo que nos rodea. Pero esta habilidad no está al alcance de todos. Para ello se requiere intuición, creatividad, imaginación, motivación, inspiración y cómo no, formación. O al menos, tener un mínimo conocimiento acerca del manejo de nuestra cámara y saber aplicar las técnicas básicas.

Con la fotografía captamos instantes únicos e irrepetibles en el tiempo. Por más que lo intentemos, es imposible guardar en la retina las miles de imágenes que nos han impactado o marcado alguna vez en nuestra vida. O al menos, conservar un nítido recuerdo de ellas. Sacar una foto e inmortalizar ese momento especial es la única alternativa para asegurarnos de que ese instante nos acompañará y permanecerá vivo en nuestro recuerdo para siempre. Por eso, no hay evento señalado o acontecimiento importante al que no acudamos con cámara en mano.

Nadie escapa a la fascinación de una buena fotografía. En la actualidad, cada vez son más las personas que se sienten atraídas por este arte. Expertos, aficionados, principiantes… Todos ponen lo mejor de sí para conseguir una instantánea que quite el aliento. Puede afirmarse que es uno de los pasatiempos más extendidos entre la población, con independencia de la edad. Además del incremento en el número de personas, la media de fotos que una persona hace a lo largo de su vida se ha multiplicado exponencialmente en los últimos años. Y no es para menos, porque se ha convertido en el cauce por excelencia para mostrar a los demás cómo somos, cómo nos sentimos o cómo evoluciona nuestra vida.

El avance de las nuevas tecnologías no ha hecho más que avivar este furor. Los Smartphones se han convertido en nuestros mejores aliados para inmortalizar todo aquello que nos rodea. Es casi impensable, a día de hoy, que no nos acompañen en un viaje, una cena, una fiesta o una celebración. Su tamaño y comodidad han permitido que nos olvidemos, al menos por un rato, de la cámara fotográfica. La calidad en las fotografías y las aplicaciones y prestaciones que nos ofrecen han hecho de la cámara un accesorio fundamental en cualquier teléfono, llegando incluso a configurar en muchas ocasiones el elemento que nos permite decantarnos por un móvil u otro.

El hecho de que las cámaras digitales cada vez sean más sofisticadas e incorporen nuevas prestaciones y accesorios también ha contribuido al auge actual de la fotografía. Pero de todos es sabido que una buena cámara no nos convierte en fotógrafos. De nada sirve tener el último modelo si no sabemos explotarlo al máximo. De ahí que para realizar fotos profesionales se requiera el dominio y manejo de todos los ajustes y prestaciones que incorpore. Pero más allá de manejar al dedillo todas sus funcionalidades, existen ciertas reglas básicas o pautas que debemos seguir si queremos que nuestra fotografía sea un fiel reflejo de la realidad.

Ahora puedes conocerlas y ponerlas en práctica durante este verano gracias a nuestra gran selección de Cursos online sobre Fotografía. Conocerás los distintos tipos de cámaras que existen, modelos y marcas; así como sus principales características y ventajas según su uso. Descubrirás qué accesorios pueden incorporar y aprenderás a manejar cada uno de sus elementos y prestaciones, para que puedas sacar el máximo partido a tu cámara. Te enseñarán a aplicar las principales técnicas fotográficas y a conseguir el mejor ángulo y posición para capturar una instantánea de ensueño. Asimismo, te ofrecerán distintos consejos y trucos para usar la luz a tu favor y resaltar los colores.

Los distintos modos de disparo fotográfico y las principales técnicas de edición, composición y retoque fotográfico también serán abordados a lo largo del temario. Y es que en la actualidad, no hay curso sobre fotografía que no abarque al programa informático estrella en este campo: Photoshop. Gracias a esta herramienta podrás editar y retocar tus fotos, trabajar con capas, realizar todo tipo de ajustes e incorporar increíbles efectos especiales. Pero con nuestra oferta formativa, podrás abordar, además, otros dos softwares esenciales en este ámbito: InDesign e Illustrator.

Si lo tuyo es hacer fotos con el móvil, ahora tienes la oportunidad de conocer las técnicas que se utilizan para ello, explotar al máximo todos los recursos que te ofrece tu cámara y aplicar distintos efectos para subir fotos espectaculares a tus redes sociales.


Seas experto o principiante, para mejorar nunca hay que dejar de aprender. Y recuerda que la belleza está en lo simple. No hace falta viajar hasta París o Roma para conseguir una foto de ensueño. Quizá tu obra maestra se encuentre en el callejón trasero de tu domicilio. Se trata de apreciar los detalles y ver lo que nadie más ve. Ya lo decía Robert Frank, lo importante es ver aquello que resulta invisible para los demás.


PNL: Copiando el éxito de otras personas

jueves, 16 de junio de 2016

Actualmente todos hemos oído hablar de la Programación Neurolingüística, o de sus siglas, PNL. Pero ¿en qué consiste exactamente? ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Qué subyace sobre esta disciplina para que pueda ser aplicada en sectores tan variopintos como la educación, el desarrollo personal, la comunicación o la administración de empresas? Las definiciones que encontramos en algunas páginas web tampoco nos facilitan su comprensión. En este post te revelamos los secretos que se esconden detrás de una técnica que no ha dejado de cosechar éxitos y expandirse desde el momento de su creación.


El inicio de la Programación Neurolingüística se remonta a principios de la década de los 70 cuando el profesor de la Universidad de California, John Grinder, se asocia con Richard Bandler con el fin de estudiar la excelencia humana. Analizaron distintos casos de éxito hasta hallar el patrón de comportamiento común en todos ellos. Identificada esta estructura, ya sólo les quedaba desarrollar un método que permitiera modelarla para que pudiera ser transmitida y adquirida por otras personas.

Y es que los creadores de esta teoría partían de la base de que la forma de pensar y actuar de un individuo puede ser copiada y reproducida por otros. Así, cualquier persona podría ser capaz de desarrollar cierta habilidad o capacidad con tan sólo identificar la estructura y reproducirla. De aquí se deriva el objetivo primordial de la PNL: identificar y describir el modelo de funcionamiento de cualquier habilidad especial y/o excepcional del ser humano, para que así pueda ser comunicada, comprendida y utilizada por cualquier persona que lo desee.

Entendida así, la Programación Neurolingüística puede definirse como el conjunto de técnicas y métodos que se aplican en el día a día con la finalidad de facilitar la consecución de objetivos, tanto personales como profesionales; resolver problemas, hacer frente a los retos y adversidades de la vida y en definitiva, mejorar la calidad de vida.

Para ello, la PNL trata de analizar la conexión o relación existente entre nuestra forma de pensar (neuro), la forma en la que nos comunicamos (lingüística) y nuestros patrones emocionales o de comportamiento (programación).

  • Neuro: percibimos el mundo a través de los sentidos. Para poder procesar los millones de datos que nos llegan del exterior, cada individuo establece su propio sistema de filtración mental. De esta forma, nuestro primer mapa mental está configurado por imágenes, sensaciones, olores, sabores, sonidos, etc.
  • Lingüística: cada persona asigna un significado a la información percibida. El segundo mapa mental se conforma cuando asignamos palabras a esas imágenes, sensaciones, olores y sonidos.
  • Programación: es la respuesta en forma de comportamiento a los dos mapas anteriores. Es decir, cómo actuamos y reaccionamos en función de los patrones que hemos configurado.

Y es en este proceso cuando la PNL nos ofrece distintas técnicas y herramientas para modificar nuestras estructuras mentales, reprogramarlas e imitar los patrones de conducta de todos aquellos que han alcanzado el éxito en algún plano específico. Pero también nos facilita el control de las emociones y el logro de un determinado resultado. En definitiva, es la disciplina que permite a las personas pensar, comunicarse y reaccionar con mayor eficacia.

Los beneficios que actualmente presenta la PNL son innegables. Se utiliza para tratar fobias, depresión, ansiedad, estrés, adicciones, complejos, enfermedades psicosomáticas, trastornos del lenguaje, alergias, miopía, resfriados… Pero también para potenciar nuestra confianza, motivación, comprensión, autoestima y seguridad. Su versatilidad le ha llevado a convertirse en una de las técnicas más utilizadas en el campo de la administración de empresas (ventas, liderazgo y trabajo en equipo), psicología, educación, entrenamiento deportivo y crecimiento personal.

Ahora puedes profundizar en esta técnica gracias a nuestra variedad de Cursos online en esta materia. Conocerás los fundamentos, aplicaciones y principios de la PNL, así como todos los recursos terapéuticos y herramientas que nos proporciona para alcanzar nuestras metas en el plano personal y profesional. Podrás adquirir una formación completa y actualizada en una de las disciplinas con mayor demanda de profesionales en la actualidad.

A día de hoy, la PNL es utilizada por individuos, grupos, empresas, organizaciones internacionales y Gobiernos. Allí donde exista potencial de mejora es aplicada. La rapidez y eficacia con la que se alcanzan los resultados no ha dejado a nadie indiferente. Lo que empezó siendo una curiosidad acerca de cómo los genios logran la excelencia, se ha convertido en una herramienta que ha permitido a las personas brillar y destacar entre los demás.


​Consejos para afrontar una entrevista de trabajo en inglés

martes, 7 de junio de 2016

Que nos sorprendan en una entrevista de trabajo con alguna que otra pregunta en inglés es más que probable en nuestros días. Actualmente, puede afirmarse que son muy pocos los procesos de selección en los que el reclutador no siente la imperiosa necesidad de indagar en nuestro nivel de inglés. Y no es para menos, puesto que estamos ante la lengua de comunicación por excelencia a nivel mundial. Si a ello le sumamos la globalización, el gran volumen de empresas multinacionales y la especialización que se presupone entre los candidatos a un determinado puesto de trabajo, tener que demostrar nuestra valía en este idioma está más que asegurado.


El hecho de enfrentarse a una entrevista de trabajo genera ya cierto nerviosismo y tensión. Si además tenemos que hablar en inglés, el nivel de preocupación aumenta. Pero debes saber que el funcionamiento de una entrevista en esta lengua es prácticamente igual al que pueda realizarse en un entorno tradicional. La única diferencia es precisamente, el idioma. Lo fundamental en este caso es demostrar el nivel de conocimiento y dominio de la lengua, tanto en el plano de la comprensión como de la expresión, porque de nada sirve comprender al entrevistador si después no somos capaces de dar una respuesta coherente.

Pero que no cunda el pánico. Superar una entrevista de trabajo en inglés no es tarea imposible. Además de una cierta soltura en el idioma, se requiere una preparación específica en este área para que no nos pillen desprevenidos. Es decir, indagar acerca de qué nos pueden preguntar, cuál sería la respuesta más adecuada y qué expresiones debemos evitar. El objetivo es que no pierdas el trabajo de tu vida por no ir bien preparado.

Como a veces los nervios pueden jugarnos una mala pasada, te ofrecemos una serie de consejos prácticos para superar con éxito una entrevista en habla inglesa: 

1. Confía en ti mismo: más que hablar un inglés perfecto, lo verdaderamente importante es mantener la calma, controlar los nervios y acudir seguros a la entrevista. El reclutador analizará tu capacidad de hacer frente a las situaciones complejas. Si eres capaz de manejarla y llevarte a tu terreno al entrevistador, el trabajo será tuyo.

2. Investiga a la compañía: asesórate previamente acerca de la actividad de la compañía, sus valores, objetivos y perspectivas de futuro. Nada causa peor impresión que no saber nada acerca de la empresa a la que pretendemos incorporarnos.

3. Ensaya las preguntas típicas: existen determinadas preguntas estándar o "common job interview questions” que siempre te harán en una entrevista de trabajo en inglés. Tan sólo tienes que localizarlas en Internet y escribir la posible respuesta. Cuando llegue el día, habrás adquirido la suficiente soltura y confianza para enfrentarte a ellas y responder de forma clara y precisa.

4. Utiliza frases cortas e impactantes: contesta únicamente a lo que se te pregunta e intenta ofrecer respuestas claras, directas y concisas. Ten en cuenta que las frases largas denotan indecisión. En la medida de lo posible, enumera los puntos cuando hables. 

5. Cuida tu lenguaje corporal: los gestos, miradas y tono de voz dicen mucho acerca de nosotros. Es fundamental controlarlos para no transmitir una imagen equivocada. Asegúrate de que puedes responder a las preguntas con profesionalidad mirando al entrevistador a los ojos, con un lenguaje corporal que transmita confianza y un tono de voz dinámico que capte la atención.

6. Cuida al mínimo cada detalle: vístete correctamente. Elige ropa con la que te sientas cómodo pero que irradie profesionalidad. Practica el apretón de manos para empezar la entrevista con buen pie y evita fumar antes de entrar. El olor a tabaco siempre causa mala impresión. Al igual que llegar tarde. No te retrases, ni siquiera un par de minutos, ya que la puntualidad es sagrada en la cultura anglosajona.

7. Sé natural, sonríe, no hables sin parar y ¡escucha! Cuidado con los temas tabú (salario, cuestiones personales), elige un vocabulario apropiado y gánate la confianza del entrevistador.

Refuerza tu nivel de inglés, amplía tu vocabulario y mejora la gramática y pronunciación gracias a nuestra amplia variedad de Cursos online en esta materia. Gana soltura y confianza en este idioma, prepárate con tiempo y supera con éxito una entrevista de trabajo en inglés. Abordarás las cuatro habilidades o skills de las que se compone toda lengua (expresión oral y escrita, comprensión lectora, pronunciación y capacidad de escucha) y consolida todo el aprendizaje gracias a los ejercicios prácticos que se proponen. Elige el curso que mejor se adapte a tu nivel y necesidades y desde aquí ¡Good luck! ¡Seguro que lo consigues!


Fuentes: 20 minutos, Aprende Inglés Sila y Entrevista de Trabajo.Org 

¿Qué cuidados requieren nuestros mayores?

viernes, 3 de junio de 2016

Que la población tiende al envejecimiento no es ninguna novedad. Los avances en Medicina y las mejoras en las condiciones de salubridad e higiene han provocado un aumento en la esperanza de vida en los países desarrollados. De ahí que el denominado grupo de la Tercera Edad aglutine cada vez a un mayor volumen de población. Si además tenemos en cuenta la caída de la tasa de natalidad y la concienciación acerca de mantener hábitos de vida saludables, el resultado no deja lugar a dudas: cada vez existen más ancianos y menos niños. Avanzamos inexorablemente hacia una sociedad envejecida.


La esperanza de vida de las mujeres en nuestro país se sitúa en torno a los 85’6 años, frente a los 80 años de los varones. Según los últimos datos, el 18% de la población española es mayor de 65 años y casi un 6% es mayor de 80. La población octogenaria en nuestro país está experimentando un crecimiento imparable: en los últimos cinco años ha aumentado más de un 20%. Si nos comparamos con otros Estados, España es el cuarto país más viejo del planeta, superado sólo por Japón, Italia y Alemania.

Las perspectivas de futuro no hacen más que corroborar este pronóstico: se estima que para el año 2050, el porcentaje a nivel global de personas mayores ascienda al 17%. En España, este porcentaje alcanzará al 33% de la población, y llegaremos a ocupar el segundo puesto en el ranking mundial de los países más longevos. En el 2080, el 12,3% de la población europea será mayor de 80 años.

Los datos arrojan una realidad aplastante. Ante esta ya innegable situación, es preciso adoptar distintas medidas y políticas sociales que promuevan la salud y el bienestar de nuestros mayores. El objetivo es cubrir todas las necesidades que se generan durante esta última etapa vital y proporcionarles todos los cuidados y atenciones que requieren. Envejecer con dignidad y garantizando una mínima calidad de vida.

Todas las acciones por parte de los poderes públicos y de la sociedad en general deben ir encaminadas a reforzar su salud tanto en el plano físico, psíquico y social. Y es que la finalidad no es vivir más años, sino vivir mejor. Por eso, la demanda de profesionales expertos en el cuidado de ancianos no deja de crecer cada día. Puede decirse que en la actualidad, la Geriatría y la Gerontología son dos de las áreas con mayor salida en el mercado laboral y perspectiva de futuro.

La vejez es una etapa biológica que comienza aproximadamente a los 65 años de edad. Este periodo se caracteriza por una serie de cambios a nivel físico, cognitivo, emocional y social consecuencia del paso del tiempo y el deterioro. Aunque no puede establecerse un patrón generalizado para este colectivo, lo cierto es que suelen aparecer determinadas dolencias y patologías, tales como hipertensión, osteoporosis, diabetes, depresión, demencia, etc., que es preciso detectar a tiempo para poder tratarlas con eficacia.

Cuidar la alimentación es otro de los aspectos claves en la vejez. Satisfacer las necesidades y requerimientos nutricionales que se generan durante esta etapa vital es esencial para fortalecer al organismo y suplir las carencias nutricionales que puedan darse. Existen determinados alimentos y nutrientes que no pueden faltar en la dieta, que deberá estar adaptada en todo caso a las circunstancias individuales de cada uno (medicación, patologías, etc.).

La importancia de practicar ejercicio, moverse y mantenerse activo es indiscutible. Hacer deporte es uno de los mejores remedios para retrasar los efectos del envejecimiento, incrementar el nivel de autonomía e independencia y potenciar su energía, optimismo y vitalidad.

Y en esta etapa, las relaciones sociales también constituyen un pilar básico. Además de alejar el sentimiento de soledad, les mantiene activos y con la mente ocupada; mejoran su estado de ánimo y fomentan el sentimiento de valía y pertenencia a un grupo. Nada mejor que compartir experiencias y vivencias con personas que comparten su misma situación.

Y para finalizar, no podemos olvidarnos de la importancia de envejecer rodeados de nuestros seres más queridos. La familia es quien proporciona el apoyo, amor y cariño que tanta falta hacen durante estos años. Un buen estado de salud mental pasa por sentirse útil, valorado, querido y comprendido.

Descubre nuestra amplia variedad de cursos online en esta materia y especialízate para poder acceder a este importante sector profesional. Profundiza en Geriatría, Gerontología, ayuda a domicilio, calidad de vida en la vejez, alimentación y medicamentos, cuidados geriátricos, rehabilitación y fisioterapia, atención sociosanitaria y psicosocial, etc. Incluso podrás dirigir tu propia Residencia de ancianos. Cuídales y devuélveles todo lo que ellos hacen cada día por nosotros. Son fuente inagotable de cariño, sabiduría y experiencia.


Fuentes: ABC y WordPress